Gran día, este de la primera comunión, en que toda la familia viste sus mejores galas para ir a la iglesia. Por supuesto, este es un momento que hay que inmortalizar. ¡Mujer!, ¿pero quieres salir o no en la foto? Esta mujer con el empeño en que le salga el chico guapo, de recordarle que trate bien el traje porque tiene que servir también para su hermano pequeño. No dejará de atusarle el pelo hasta que la sombra llene toda la foto. ¡Maldita sea! Al final ha terminado saliendo solo medio cuerpo. Luego protestará, pero al precio que corre el revelado del carrete no me voy a prodigar aquí repitiendo fotos. Esta Kodac Instamatic hace unas fotos estupendas en color, pero la economía no nos permite estar aquí repitiendo a diestro y siniestro. Ella misma protestaría del despilfarro que supone el hacer tantas fotos. Bueno, lo importante es que mi madre y los niños salgan bien.

Foto de autor desconocido

Texto de Mariana Sánchez, alumna de los talleres  de escritura de Rodalia.net

Sácame así
Hermanas